Seguidores

lunes, 15 de julio de 2013

No tengo muy claro por donde empezar, pero debería empezar por un principio, aunque.. no todo siempre tiene un principio algo claro..
Son 15 meses compartiendo vida con una persona, que si me preguntaran tiempo atrás , diría que no quisiera saber nada de él, por la extraña forma de acabar con aquella "amistad" que tiempo atrás tuvimos.
Pero, si ahora de nuevo me preguntaran qué que siento por ti.. sería algo difícil entenderlo, aunque entenderme a mí sería algo más fácil  Sólo, por el modo en el que brillan mis ojos, y me tiembla la voz al pronunciar algo que tenga que ver contigo.
Hace quince unos, que probé tus labios, y menudo sabor tuvieron,porque me quedé enganchada.. Y desde luego, aquella noche, de aquel uno de abril,jamás diría que mi vida iba a cambiar tan radicalmente. Que un chico, asentaría o más bien volvería más loca aún a una chica de quince años, con unas ideas nada claras.
Me transformaste totalmente, supe que detrás de aquella noche, iba a haber consecuencias. Que ya nada sería igual, que habría miradas y mal habladurías de mí.. pero me daba absolutamente igual, sólo por llegar a casa y ver un whatsapp tuyo, que aunque fueran de "amistad" me volvían completamente loca.. 
El saber que te importaba, y que aunque te costará decirme te quiero al principio, al final, se convirtió en un te amo, que me susurras muchísimas veces y me sigue estremeciendo como el primer día. No me arrepiento de nada por lo que he pasado.. Sólo me arrepiento, de no haberte dado tanto como te mereces en muchas ocasiones, transformar las lágrimas que te saco, por esas carcajadas que me vuelven tan loca.
Pero a veces es así, solemos discutir más de lo que deberíamos, pero, no cambio nada, todas las noches que esas discusiones han hecho de su fruto. Tenerte en una misma cama, en un mismo sofá.. Abrazado a mí..
Los celos que originan esta relación, es por lo tantísimo que nos queremos, porque al menos , por mi parte, se que si te pierdo..¿Qué haría?. No sería capaz de perder a la persona por la que he dado tanto y quedarme vacía, sin nada. La persona, que tantas lágrimas me ha hecho derramar, y tantas sonrisas me saca. La misma, por la que pierdo la cabeza, y por la misma que daría mi vida.. Es difícil, pensar que dentro de nada, todos los momentos diarios que pasamos, se van a ir a sólo tres días.. Pero , me consuela también con pensar, que dentro de 25 meses, estaremos buscando un lugar donde empezar nuestras vidas juntos.
Donde las noches, en las que te tengo qué despertar y hacer que te vistas para tener que largarte, pasen a estar toda la noche abrazada a ti sin importar un horario, una familia, y un sitio donde estar. 
Es todo tan fácil cuando te tengo tan cerca. Cuando a la 1 de la mañana, entras con tal fuerza, que podría decir que me arrancas la ropa con la mirada, para que después pases a la tranquilidad de llevar tus manos por cada parte de mi cuerpo, haciéndome tan sensible al tacto de tus manos. Lo malo del tiempo, es que pasa tan rápido cuando es contigo, y 3 horas después, hacer que la misma puerta que te ha visto entrar con tantas ganas de mí, te vea marchar, con un beso de despedida y unas ganas inmensas de que sea el día siguiente para volver a abrazarte, y volver a estar contigo.
Después de todo, tengo una cosa muy clara, y es de lo qué jamás me arrepentiré, y jamás dudaré. He luchado mucho por tenerte en mi vida, y lucharé las veces que haga falta para que nunca te vallas de ella. Porque, quiero tenerte todos los días de mi vida, con discusiones, con momentos difíciles, con momentos fáciles, y con momentos buenísimos.
Porque, amar no es nada fácil, y menos cuando se trata de dos personas completamente diferentes, pero con las mismas ganas de amarse locamente día tras día para el resto de sus vidas.
No pienso separarme de tí jamás, mi vida. Porque tú, me has devuelto las ganas de vivir, y ya no quiero tener que acostumbrarme al no vivir a tú lado, a estar sin ti y sin tus abrazos. Quiero un sí quiero a tu lado y una vejez terriblemente feliz contigo.. Recuerda, que llevamos 15 meses, de toda una vida por delante, tú no te canses de mí, ni de seguir contando días y meses conmigo, ni tampoco de mis manías, ni de mis celos.. Porque yo jamás me cansaré de nada que tenga que ver contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario