Seguidores

jueves, 23 de febrero de 2012

No quiero que te escapes nunca de mis brazos.

Vale, sí,lo confieso, tengo una obsesión. Estoy obsesionada de tal modo que sueño todas las noches con él, con que aparece a la mañana siguiente en la puerta de mi casa con la mejores de las sonrisas, de esas que llegan de oreja a oreja, y no, no trae un ramo de flores para regalarme, me regala sus mejores besos robados. Y es que él me dijo que ya no quería unos saludos normales, quería los saludos mas raros que hubiéramos visto, de esos , que se comparten besos en los que se roba el aliento.Y que tampoco quería despedidas, que quiere estar conmigo toda la vida. Ya no encuentro el valor para decírselo, me tiembla la voz cada vez que intento decirle que yo no quiero una vida a su lado, que quiero todas las vidas que se presenten. Me supera el miedo a que un día se canse, o que pueda encontrar a alguien mejor que yo,y me abandone, qué me deje sola y con el corazón echo trizas con el miedo de que no vuelvas, de seguir queriéndote el resto de mi vida. Prometimos querernos¿Recuerdas?; Por mi parte puedes estar tranquilo, no ha sido creada aun la ley que haya echo que levante mis promesas, que no habrá universo paralelo a este qué haga que mis sentimientos cambien para nada. Jamás existirá la persona que me haga cambiar de opinión, ni la mayor fuerza podrá separarme de ti. Por mí, todo esta bien, cómo hace 5 meses prometimos, y como hace 165 días juré. 165 Días, el comienzo de toda una vida a tú lado.

jueves, 16 de febrero de 2012

SOLO YO!

Te voy a ser sincera por una vez. Sí, creo que ya es hora de que deje de ser la niña buena que tanto pensabas que era, con la que creías que podías jugar fácilmente, y la que pensabas qué estaría hay cada vez que cogieras el móvil y me llamarás.Pues ya no es así, ahora, voy a ponerme los tacones mas altos, y si me canso, me pongo planos. Me pienso poner la falda mas corta, y si tengo frío,me pongo los pantalones. Me voy a poner el escote mas provocador, y si tengo frío me pongo una chaqueta. Pero no porque tú me lo digas, si no porque quiera hacerlo yo.Voy a bailar hasta las tantas de la noche, y pienso cerrar más bares que el ministerio de sanidad. Voy a subir el sonido de la música hasta reventar los malditos tímpanos. Y ahora, los sábados, ya no serán días de relax en mi calendario, ahora serán los días de fiesta. Pienso bailar el "ai se eu te pego" con cual quier chico que conozca esa misma noche. Ya no me importa tú opinión, ahora soy yo la que decide mi vida, y he decidido sacar lo peor de mí. Procura no hablarme porque puede que te conteste como una leona, y mucho menos te me acerques cualquier noche cuando este dando todo de mí. Porque juro hundirte en la puta miseria.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Ven.

¿Sabes? Posiblemente ahora no te tenga tan cerca como quisiera tenerte, notando tu respiración a escasos centímetros de mí, consiguiendo que me ponga nerviosa con una mirada. Se me corta la respiración al escuchar tú nombre, es un puto paro cardiáco el que siento aquí, en mi pecho, si no sé nada de ti, si no sé si estas bien, si no sé donde estas. Ya no te tomo como un pensamiento de esos que "estas por la mañana en mi cabeza, y por la noche antes de acostarme" no, tú eres mi puto pensamiento rutinario,ese qué esta desde la primera hora de la mañana hasta la última hora de la noche. Qué no sales de mi cabeza ni un maldito instante. Ven, ven aquí, donde estoy yo, deja los putos kilómetros atrás, ven y susurrame  cada noche que me amas, y cada mañana despiertame con un beso que me deje sin aliento. Ojala que el destino algún día se ponga de nuestro lado, y no nos separe nunca más. Y que lo primero que pueda ver al despertar sea tu cara de niño bueno, que tan loca me vuelve. Y que tus abrazos, tus brazos me arropen en la noche fría. Pasearme por cada lunar de tu cuerpo , a pasos de astronauta. Y recorrer cada km de tu piel con mi dedo, sintiendo el choque de tactos, tanto de tu piel,como de mi piel. Sería feliz con verte cada mañana, aunque fuera al otro lado de la calle, con otra persona, pero me haría la idea de verte. Necesito que me necesites alguna vez, y que te presentes aquí, sin que yo te diga nada. Sin que de mi boca salga un "ven, te echo de menos". Por qué yo ya te he demostrado que por ti sería capaz de irme, dejar mi vida, y comenzar de cero un nuevo diario a tu lado. Sólo necesito que vengas, o que me dejes ir. Pero necesito estar a tú lado, sobre todas las cosas. Porque sin ti, me falta el aire. No puedo permitirme tenerte lejos más tiempo.Porque tiempo,precisamente no es que nos sobre. Y tú y yo tenemos una vida prometida, por delante. Para aburrirnos de hacer cosas juntos.

martes, 14 de febrero de 2012

Perfecto de la cabeza a los pies.

Álvaro Hernandez ¿Hoy? Nuestro primer San Valentin juntos. y espero que no sea el último. Feliz San Valentín princesa, que no quiero que este día sea solo para mostrarte lo que te quiero por eso te lo demuestro día a día princesa. Eres la mejor del mundo, eres única, especial para mí. Jamás nade me podrá separar de tí,porque eres más que mi vida princesa.TE AMO O9O92O11.

lunes, 13 de febrero de 2012

Los que mucho buscan, y lo que solo yo encontré.

 Gracias por todo lo que haces por mí.
 Siempre me has demostrado que eres como un milagro.
 Para ti yo, para mí tú.
 Nos quedan infinitos momentos por compartir.
 Qué esto es para siempre.
 Qué daría hasta mi vida por ver como sonríes.
 Jamás me faltes, jamás te faltaré.
 Para siempre es mucho tiempo,una noche es poco rato.
Tenemos muchos amaneceres pendientes.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Tú la coca-cola, yo el whiskie barato, mi mezcla preferida para ahuyentar el llanto.

Somos diferentes, como el pelo del hortelano, en plan, ni comes, ni me dejas comer. Sí, tu eres de los que le gusta salir de fiesta y yo de las que le gusta quedarse en casa,aunque en ocasiones lo haga. Tú eres como un domingo por la mañana de resaca y yo un jueves por la tarde estudiando. Eres la coca cola de un cine un sábado por la tarde y yo el vino tinto de una cena romántica. Tú eres azul, yo rosa. Tú polo negativo y yo positivo. Tú polo norte y yo polo sur. Tú frió, yo calor.Tú montaña, yo playa. Tú lluvia, yo sol. Tú house, yo flamenco. Tú JB, yo Larious. Estaba claro que lo eramos, que eramos polos opuestos,pero de lo qué esta claro, es de que nos quisimos cómo nunca,para acabar como siempre.

martes, 7 de febrero de 2012

Fúmate la razón,para vivir de locuras.

Para que malgastar el tiempo en sonrisas que no van a llegar a nada más. En miradas que queman y derriten.En besos que solo quedan en una noche.La vida son dos días, y hay que disfrutarla, así que hazme caso, y ponte tu mejor minifalda, la camiseta con más escote del armario, súbete a los tacones mas altos que tengas, píntate los labios más rojos intensos que hallas visto jamás, para dejar  huella en esta noche. Grita, suéltate la melena,baila, desgasta la voz, bebe hasta las copas de los árboles, aprovecha si te  invitan a copas, concederle los bailes mas cutres a cualquier persona.Sólo disfruta de la noche, que para arrepentimientos queda una vida por delante.Que para resaca los días después..Esa noche,solo disfrútala.

Infinito.

Desde un principio, yo elegí quererte, elegí que fueses la persona,que llenase mi vida de sonrisas. Elegí que fuese tu olor el que se quedara entre mis sábanas, que me comieras a besos y tu voz al otro lado del teléfono.Elegí que no quería otros abrazos ni otras manos agarradas a las mías.Que no quería ver al despertar otra cara que no fuese la tuya.Elegí que fueses mi locura y mi cordura.Elegí llenar el silencio de la noche con nuestra risa. Elegí miradas, elegí temblar, y elegí quedarme con tus palabras. También elegí hacerme adicta al tono de tu voz.Elegí conservar intacto cada momento y dejar huella de algo infinito.Elegí hablar de nosotros cuando hablaba de ti. Elegí darte todas mis oportunidades,y quedarme con tus manías tus defectos y tus carencias. Elegí perdernos debajo de cualquier edredón.Elegí tu respiración en mi oreja derecha. Elegí la pasión a gran escala. y quedarme con todas y cada una de tus caricias.Elegí no ponernos límites. Elegí el sabor agridulce de las discusiones, que acababan en abrazo. Elegí encontrarte en lugares donde nunca estarías.Pero sobre todo,elegí seguir queriéndote aunque estuvieses lejos.. Porque,si me quedas tú, me queda la vida.

A tú lado bien cerquita..

Ni si quiera sé porque, porque lo hiciste, porque lo hice.Porque tú y porque yo.Porqué tu tanto como siempre y yo tan poco.Porqué tú sonríes, y porque yo lo hago contigo.Porqué si me abrazas, me pierdo en un inmenso y distinto universo, y porque sí te abrazo, noto tú nerviosismo. Porque me miras, y porque yo aparto la vista. Porque tú lo intentaste, y yo caí ante ti. Podríamos decir que son cosas qué pasan,pero las cosas pasan por algo, y el destino te puso ante mí, por alguna extraña razón.Y le estoy agradecida por haberlo echo.

Te quiero.

Y hazme de todo menos falta.

Agarrarme a tus cuerdas vocales para que lo único que salga de tu boca sea mi nombre y un ligero te quiero. Espérame cada noche en el mismo sitio a la misma hora, para dejar de sentir el viento y empezar a notar tú aliento en cada uno de los rincones de mi piel. Abrazarte, hasta llegar a comprimir cualquier partícula que halla entre nosotros dos, para sentir por fin que nada ni nadie nos separará. Sentir tú calor,cuando lo único que tenga es  frío. No quiero tatuar la palabra "te echo de menos" en cualquier parte de mi cuerpo,aunque para mí la palabra "echar de menos" está mas que conocida, la llevo conmigo a todos los lados,porque lo hago,te echo de menos.No quiero redactar textos para al fin y al cabo escribir lo mismo una y otra vez. Es demasiado aburrido pasar las horas sin poder mirar tú cara, y aun mas sin sonreír al notar tú risa tan cerca.Puede que seamos diferentes, tú el polo norte y yo el polo sur.El polo negativo y el polo positivo. Pero te quiero.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Si muero sin conocerte,no muero,porque no he vivido.

Hola, me llamo Sofía y os contaré una historia, aquella historia que quizás marco mi vida, y que continua marcando.Fue en verano, como todos los veranos de ya hacía tiempo, mis amigas y yo nos dispondríamos a pasar parte del verano en Málaga. Una vez allí, nosotras, iríamos a la playa a ponernos morenas, iríamos de compras, saldríamos de fiesta y dormiríamos hasta bastante tarde todo sin control Paterno.Vamos, lo que unas adolescentes de 17 años desean. Pasaban los días, para nada eran aburridos, estábamos bastantes entretenidas, aprovechábamos al completo los días. Cierta tarde en la playa, mientras mis amigas estaban dándose un baño, yo estaba leyendo “Tengo ganas de ti” en la toalla, a las 5:30 de la tarde. Cuando estaba llegando al capítulo 8 del libro, un balón de playa rozo mis  piernas, miré al frente, pero los rayos del sol me dificultaba la visión, con lo cual coloqué mi mano en la frente para facilitarla, y allí, una sombra alta, morena, con ojos verdes en los cuales podría decir que me perdí por milésimas de segundo, me pidió disculpas por el supuesto balonazo que me habían “dado”, tras unos segundos en silencio –quizás no respondía antes porque estaba “empanada” es un término vulgar, pero es como estaba en esos instantes- al final, respondí, le dije que no pasaba nada con una gran sonrisa en mi cara, el sonrió y me pregunto como me llamaba, -Sofía; le dije.¿Y tú?.. Carlos, se llamaba Carlos. ¿Cómo cinco letras podían deletrear tanta perfección? Pasaban los días, y todos los días, a las 5:30, en el mismo lugar me encontraba con el, siempre acabábamos hablando, incluso llego a pedirme mi número de teléfono para llamarme por las noches, y así hacia. Cierto día, a las 5:30 en lugar de siempre me lo encontré, y como rutina empezamos a hablar. Una de las conversaciones fue que a la noche tenía una fiesta en la playa con sus amigos, que si quería ir con mis amigas..Como no, yo acepté.-He reconfesaros que desde hacía ya varías semanas, sentía algo por Carlos; sólo tenía ganas de que llegaran las 5:30 del día siguiente para poder verlo, en le mismo lugar- Se lo comenté a mis amigas, y ellas accedieron a acompañarme por el simple echo de que ellas sabían lo que me pasaba con Carlos. Llegué a casa corriendo, esperé mi turno para la ducha, me arreglé del a mejor manera posible con un vestido blanco de palabra de honor, unas sandalias y unas hondas en el pelo, cenamos, y mis amigas y yo fuimos a la playa. Allí me encontré con el, nos saludamos con dos besos en la mejilla. Todo iba perfecto, la fiesta no era nada aburrida, incluso llegué a conocer a personas muy simpáticas. Pero, de un momento a otro las cosas cambiaron, vi a Carlos besándose con una chica. No sé como fue mi reacción, bueno si lo sé, eche a correr como una cobarde. Me senté en un tronco que había al otro lado de la playa, de un momento a otro mis ojos se empezaron a empañar y poco después mi cara estaba empapada de lágrimas. En varias ocasiones, mis amigas me intentaron animar, pero prefería estar sola, si, es lo único que necesitaba. En un momento de la noche, en aquella soledad que me abrazaba, en aquel tronco bajo aquella luna blanca y oyendo la música de la fiesta, volví a acercarse la sombra morena, era él, era Carlos. Se sentó a mi lado, me agarró por la barbilla.-¿Qué pretendía que le mirará a la cara?-Pues lo llevaba claro- Aún así, lo hice, mi corazón venció al orgullo y le miré. Me dijo que qué me ocurría..Cómo tonta y de nuevo perdida en aquellos ojos, accedí a contárselo, no me lo podía creer, le estaba contando lo que estaba sintiendo de hacía ya unas cuantas semanas. Podría deciros palabra por palabra lo que le dije, pero mejor resumo. Cuando acabé de contárselo, se callo mirando al frente, y yo me calle, sólo oía la música de la fiesta. Entonces, note una leve caricia en mi mano, -no me lo podía creer, me estaba agarrando la mano- Le miré, y sonrió. Me dijo que el también lo sentía, que tenía miedo a que lo rechazara, por eso le vi besando a otra chica, pero que ese no era la cuestión, que ahora sólo quería estar conmigo, solamente conmigo, y me besó. Me besó bajo aquella luna blanca, sólo oí el sonido de nuestros dientes al chocarse por una milésima de segundo, deje de sentir la música, para empezar a notar sus manos. Sonriendo, me dijo que me quería, y yo por supuesto le dije que yo a el también Desde entonces, desde aquella noche, pasamos de ser dos a ser uno. A formar una historia perfecta. Llevamos un año y medio, y espero seguir sumando días con el. Incluso el otro al llegar a casa del instituto me estaba esperando en la puerta, me confesó que había dejado Málaga, para vivir cerca de lo que más quería.


(Me gustaría que me dierais vuestra opinión ya que es para un concurso de cuento escolar, y necesitaría vuestra opinión para sabe si cambiar o no de cuento; espero que lo hagáis, muchísimas gracias)