Seguidores

miércoles, 26 de octubre de 2011

11Julio2O1O

Esta es la noche que cambio la historia de un pais, es increible como la esperanza, la ilusión, el destino, se transformaron en un segundo de aquella noche. Un pase en diagonal, un control orientado, un golpeo en paralelo, y España se convirtió, ya para siempre. . . En otra España. Un portero de amarillo que toca un jaular dorado y blanco, y una red blanca que es finalmente lo que detiene ese balón. Un instante suspendido en la historia para toda la vida. Un niño pálido de Fuentealvilla,cambiando la autoestima de millones de Españoles, porque supo orientar la bota derecha, y equilibrar el cuerpo. Ganar una estrella que se posará encima de un escudo que ya es leyenda de los mundiales. Hay imágenes que se pueden repetir mil veces y siempre parecen nuevas,goles que son como fotos de familiares, que trae la sonrisa a la cara, y las lágrimas. Y sin querer, son parte de nosotros mismos. Este es el gol de aquella noche que nos cambio la vida, faltaban 2 minutos para el final del partido, un segundo después del tanto de Iniesta, comenzó el primer minuto, de la nueva historia de España.

El 11 de julio de 2010 los españoles vivíamos uno de los momentos más emotivos de los últimos años. La selección española de Futbol lograba hacerse con la preciada Copa del Mundo, un trofeo que se había resistido a los españoles durante cerca de un siglo...Final Mundial Sudafrica " España 1- Holanda- 0
La Roja vence 1-0 en la prórroga a Holanda con un gol de Iniesta.- La selección española consolida el liderazgo de una generación deslumbrante de futbolistas...



Una noche que creo, nervios, lágrimas, sonrisas, decepciones, una noche que cambio el destino de millones de Españoles, noche larga, con los nervios a flor, que se acabo celebrando por todo lo alto. Una noche, que siempre estará presente con nosotros. 














Por que siempre seremos CAMPEONES 

Vive, solo hay una vida.

Ríete de cada una de las cosas por las que un dia lloraste, nunca habrá una muy buena razón para llorar. Sólo hay una vida, y no hay que desperdiciarla llorando. Disfruta de cada uno de los momentos como si no fueras a vivir uno igual nunca más, aprovecha los momentos.. ¿Lo recuerdas? NADA de llorar, nada de perder el tiempo con lágrimas, y si lloras. .  Qué sea de risa.

Llámame, te quiero escuchar.

Vuelve y escribe la despedida que nunca tuvimos. La despedida a la que teníamos derecho. Vuelve y hazme recordar esa sensación de gravedad 0 cuando tus manos rozaban mi piel. Vuelve, más por ti que por mí. A recuperar el brillo que tomaron tus ojos a las dos semanas de conocernos. Vuelve y escribe el continuará que los dos sabemos que vendrá. A sentarnos junto a la chimenea, a encender el fuego con la pasión escondida, a quemar las heridas de la larga distancia y del tiempo perdido, para saber lo que duelen, y no volver a repetirlo.Vuelve y escribamos todo esto con bolígrafo permanente, sin miedo a equivocarnos de nuevo. Vuelve y digamos: para siempre. Vuelve para que tú y yo seamos la excepción que confirme que sí se puede ser uno del otro hasta la fecha que prometimos.

martes, 25 de octubre de 2011

Siempre solemos soñar con el típico príncipe azul. Vivir un cuento perfecto, en el que tu seas la princesa, que cada noche valla a tu ventana, tire una piedra. Escaparte a las tantas de la mañana solo por verle una vez más. Intentar que todo salga perfecto, o lo más parecido a la perfección. Aún así siempre están las míticas discusiones, que siempre acaban en reconciliación. Pasa el tiempo, y al final el cuento perfecto, la historia de dos, acaba. La princesa deja de ser princesa. Y te das cuenta que el príncipe, nunca fue un príncipe. Que la historia de dos, siempre fue mentiras. Que el cuento perfecto, acabo siendo, el mítico cuento de tragedias, misterios. Todo acaba. TODO lo que empieza SIEMPRE acaba.

lunes, 24 de octubre de 2011

Lo prometimos.

Todas las promesas que ayer parecían verdad, todas las veces que nos juramos una historia de dos inacabable, cuando juramos mas allá del tiempo,y cuando nos prometimos que siempre era poco tiempo. ¿Dónde se encuentran? A medida que avanzan los días me doy cuenta que fue una estupidez prometernos tantas palabras , hoy no se están cumpliendo. Que fueron unas absurdas promesas, que los dos sabíamos que nunca se iban a cumplir,pero así lo hacíamos. Nos jurábamos hasta la luna,pero es inalcanzable, aun así,siempre soñábamos con tenerla cerca, a nuestro lado....
A fin de cuentas, solo eran promesas, palabras que jamás se cumplieron.

viernes, 21 de octubre de 2011

Marta Rodriguez Martín.

Vuelven los días en los que no sé pensar más que en ti, en todo lo que hemos vivido y todo lo que nos queda por vivir. En la forma en al que nos sostenemos unidas, rayada tras rayada, sonrisa tras sonrisa, en este tiempo en el que he reído, he llorado,he brindado, contigo mis mejores sonrisas, y no quiero perder nunca estas ganas de vivir.Y puede que mañana me despierte y ya sea hora de comenzar a vivir con madurez,pero quiero hacerlo a tu lado, porque puede que no de siempre, pero si para siempre. Por cada lágrima, tú. Por cada sonrisa, tú. Y me faltan vidas para darte las gracias por sostenerme en lo mas algo cuando nadie ha podido, por hacerme reír hasta que me duela el estómago de retorcerme, por hacerme llorar de la risa, o emocionarme con un abrazo, o unas simples palabras. Por regalarme este tiempo, hasta ahora, momentos perfectos. Porque sé que habrá más, y cada uno de ellos se mejorará con el tiempo, porque somos ese fuerte lazo unido que es difícil de soltar, porque somos el escudo contra viento y marea, y si estamos juntas no nos va a derribar, y mantendré el hecho de que el mundo es un poquillo mejor por que tú existes, porque tú le sacas el color que más le favorece al día, y no quiero olvidarme nunca en un futuro de lo feliz que he sido a tu lado todos y cada uno de estos meses, de las ganas que tengo de continuar hasta el final, y vivir todas esas aventuras que siempre hemos querido.Demostrar al mundo entero que hay cosas que si son para siempre.
Qué hay risas infinitas, que hay amistades sólidas y ni la gente y sus cuentos, ni el mundo y su desprecio, ni nada permitirá que me vaya de tú lado ,porque es donde debo estar para ser feliz, porque si me voy ahora no tendré tiempo para darte las gracias por cada gesto, pero aunque me quede, no me alcanzarán los años para demostrarte lo agradecida que estoy para hacerme más llevadera el simple echo de vivir en este mundo.




La mejor amiga que todos quisieran tener, pero que solo yo tengo.

Maybe you want today, but tomorrow, I will love you.

Sales y entras en mi cabeza, por eso es necesario detenerme para pensarte exclusivamente, pues tu estás
en todas mis cosas, pero estando tú, lo demás, ya no sé más. Te sueño y pienso. Que fuerza tiene esta ilusión 
que sin tenerte yo te tengo. ¿Y Si te digo que te quiero? Tal vez estarías indiferente ya que lo has escuchado muchas veces. O quizás sonreirías tímidamente para no pasar por alto mi sentir, mostrándote interesado,pero no dando mucha importancia a lo que ya puedes considerar tuyo. Si te digo que te quiero, aproxímate a mis labios para alcanzar mi alma y desahogar los motivos de mi corazón al desbordarse en sentimientos por tí. Si te digo que te quiero, trazo una línea imaginaria en el tiempo para separar todo lo que antes fuí, de lo que soy, y de lo que deseo ser para ti. 
Si te digo que te quiero, abandono mis escudos, dejo caer mis armas y me entrego a tí en cuerpo y alma,siendo ciertamente cada vez mas tuya de lo que alguna vez pudiste ser mio. Si te digo que te quiero, no son sólo palabras, si no lo que realmente siento. Si te digo que te quiero, no es la promesa de algo que sucederá, sino el anuncio de algo que ya fue y se acentúa en el presente. Si te digo que te quiero, tal vez es que necesito que comprendas el porque de este brillo especial que ahora tienen mis ojos, la causa de esta enorme felicidad que enciende mi pecho y todas estas cosas nuevas que ocurren en mi vida desde el día en que llegaste. Si te digo que te quiero, es que no encuentro la forma de decírtelo en una manera mas corta.

lunes, 17 de octubre de 2011

No hay más ilusiones que tenerte. . .

Me encanta ver como pasa el tiempo y nosotros seguimos juntos, tan enamorados como el primer día o incluso más. Con esa confianza plena, la impaciencia por vernos y los nervios al encontrarnos. Con el cosquilleo que los dos notamos al besarnos. Con nuestras tonterías y nuestras conversaciones. Con todo. Con cada una de las pequeñas cosas que hay entre nosotros. Y cada día veo más fácil el cumplir mis sueños junto a ti. ¿ Te has parado a pensar todo lo que nos queda por hacer ? Quiero recorrer contigo cada una de las calles de París, ir a Londres y que después de visitar todo , lleguemos a dormir al hotel toda la noche ; visitar Nueva York, Italia, Irlanda, Escocia y todas las provincias de España... ¡ Ir a cada uno de los sitios de este mundo de tu mano !

sábado, 1 de octubre de 2011

Los domingos te echo de menos. Apenas me acuerdo de tu sonrisa los lunes, ni de tus miradas los martes, ni de tus caricias los miércoles, ni siquiera de tus manos los jueves o de ese momento en el que tu corazón y el mio se fundieron en un todo los viernes. Pero los domingos... Los domingos las nubes parecen escribir tu nombre en ese maldito cielo y cada estúpida canción que escucho, cada historia que leo, cada persona con la que me cruzo en la calle me recuerda a ti. Odio los domingos y odio tener que tacharlos del calendario cada lunes. Lo odio. Y odio no poder odiarte como tu deseaste odiarme alguna vez.Vivo extrañándote a cada momento y es algo que detesto y no sabes cuanto.Sé que te he fallado, sé que no he dado todo cuanto esperabas que diera en esto. Sé que crees que no confio en ti porque no te cuento qué me pasa a cada momento. Sé que jamás me has visto llorar y que una vez empezaste a echarme de menos.Yo no quiero que volvamos a perdernos, no. No quiero volver a estar trescientos sesenta y cinco días sin verte y sesenta sin saber de ti. Si teníamos poco, esto ha debido romperse del todo. Detesto haberte decepcionado, aunque no esté de acuerdo. Detesto que ya no confies en mi y detesto no poder confiar en nadie, ni siquiera en ti. Detesto la manera en la que no me miras y querer que vuelvas a hacerlo todo el rato, como antes. Detesto ser incapaz de borrarte de mi cabeza y que todas esas imágenes nuestras se hayan guardado en mi cabeza con la misma sutileza con la que se guarda una fotografía en un viejo cajón. Detesto acordarme de todos y de cada uno de los momentos que pasamos juntos.Aún tengo clavada tu sonrisa y tu rostro cuando me observabas alejándome desde esa calle por la que es raro el día en el que no tenga que pasar. Aún tengo clavada tu mirada aquella tarde, aún guardo un "me he dado cuenta de que quiero estar contigo", aún no me he atrevido a tirar todos los "te quiero" ni esa cara de estúpida que se me debió quedar cuando me besaste delante de todos y tuve que disimular mirando al suelo.Quería que supieras que, aunque nunca te lo he dicho, aún guardo todos esos momentos, que a pesar de todo, aún me acuerdo de todo, aún me acuerdo de ti. Y no quiero perderte, aunque aveces tenga miedo, porque ese miedo sólo lo siento cuando pienso en el día que ya no estes junto a mí...