Seguidores

lunes, 18 de febrero de 2013



Bájame la cremallera hasta los tobillos, desdúdame y deja que vea como es el sentimiento que precede a la noche en la que los astros forman parte de tu piel. Entonces estaré libre, y por ello batiré mis alas como si tejiera cuerpos de besos por tus brazos hasta hacer un nudo con ellos en tu cuello y dejar marca del lazo que no une con mis dientes.Despierta mi piel y quítame la capa muerta de sueños pasados de mis labios, absorbe mi alma y planta flores con ella. Hoy estoy disponible, y mi cama te espera con mi melena al viento. Deja que te quite el frío y que mi mano dibuje en mi cuerpo tu camino hasta desembocar en mis ojos, quizá con ellos comprendas lo que te pido mientras que visualizas en ellos el reflejo de la vela encendida que se esconde tras ellos.Mientras tanto sentiré el placer de tener lo deseado al alcance de los huesos, que necesitan salir para tocarte. Ellos,recelosos de la piel que gozan del lujo de sentirte, ansían tu tacto y crujen por ello. Hasta entonces despeino canciones y busco razones en ellas para ceder a esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario