Seguidores

viernes, 13 de enero de 2012

Fue aquella la sensación que anido en mi, y que no echará a volar en mucho tiempo.

Aquella sonrisa que me hizo perder la noción del tiempo, volar en un cielo anti gravitatorio. No había ninguna atmósfera que me devolviera el aire que aquella mirada me había quitado en un abrir y cerrar de ojos. Quizás fue su forma de comportarse conmigo ,o su manera de dirigirse hacía mi.Sólo se que aquella noche, de aquel día, de aquel mes, de ese año, me convertí en la persona más feliz. Cuando volví a casa, intentaba recordar lo que había sucedido, y analizar cada uno de sus movimientos, de esas palabras que me había dicho.Aquella noche, me dí cuenta que me había enamorado de alguien, al que ahora, es probablemente mi vida. Quizás jamás había sentido lo que sentí, un ecosistema de mariposas me volaban en el maldito estómago,qué aun siguen aquí, y jamás se irán. Al escuchar tú nombre, se ponen nerviosas de tal manera, que revolotean, y a mi me consiguen poner nerviosa, cuando huelo una colonia, tan parecida a tú olor, un nudo en la garganta cierra mis cuerdas vocales sin poder decir nada, me quedo muda. El brillo de los ojos, y esas sonrisa que me sale cuando pienso en tí, jamás en mucho tiempo alguien lo había conseguido. Probablemente, aquella noche llegué con un sentimiento, y me fui con otro.El que tú mismo conseguiste que sintiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario