Seguidores

miércoles, 3 de agosto de 2011

Lo que mal empieza, bien acaba.



-Puede que sea uno de esos días en los que se necesita un abrazo,
un abrazo de urgencias que haga parecer que todo va a ir bien, aunque sea mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario