Seguidores

miércoles, 3 de agosto de 2011

Tanto tú como yo.


No pararía de mirarte hasta que nuestras miradas se cruzaran en un mismo vaivén del tren. Haría que todas las luces se apagasen con el fin de tropezarme como despiste. Te regalaría una de mis más famosas excusas, y trataría de convencerte. Si alguna vez volviésemos a conocernos de nuevo, te llevaría a aquel lugar en donde llegamos como dos, y salimos como uno. Lloraría por nuestra primera batalla, para acabarla con una bonita victoria. Acortaría las horas para hacerlas minutos y así poderte ver antes de lo debido. Me reiría de tus queridas anécdotas de las que jamás me cansaría, o hundiría la nariz entre tus más profundas caricias.
Si es que alguna vez volviésemos a conocernos de nuevo, te pediría que tomases mi mano, pero probablemente ya te me habrías adelantado. Prohibiría el quererte como una norma más, aunque ya me la hubiese saltado. Te contaría las miles de veces en las que te he echado de menos, para acabar con las otras tantas en las que lo has hecho tú.
Porque si alguna vez volviésemos a conocernos de nuevo, yo me enamoraría de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario