Seguidores

viernes, 16 de diciembre de 2011

Y qué se que sin ti, nada será igual

Te echo de menos. a lo mejor no de forma física, pero sí echo de menos la manera en la que clavabas tus ojos en mis ojos; la manera en la que me hacías sonreír haciendo parecer una estúpida, en la que te ponías encima de mí, poniendo tus brazos en el suelo,con tal fuerza que se te notaban las venas; como me mirabas sonreías y yo me tapaba la cara para que no lo hicieras.. Las noches en las que nos dejábamos comentarios y las noches en las que decíamos buenas noches, y seguíamos tanto tiempo que ni nos acordábamos que nos íbamos, tú olor, ese olor que siempre era tan especial, ese olor que después de estar tantas horas juntos ya olía hasta mi ropa a ti, a ese olor que realmente me acostumbre, y que ahora necesito a todas horas. Esa manera en la que después de cada despedida, ya te echaba de menos, aunque nos viéramos en un par de horas, pero sentía que en ese par de horas, yo me volvería débil, que cualquier cosa podría hacer de mi un ser inútil, débil.  Echo de menos, la forma en la que te volvías loco, poseso, por tenerme a todas horas a tú lado,no me querías compartir con nadie.
Echo de menos cuando me daba ya igual el resto, me daba igual lo que pensarán de nosotros, si estábamos juntos me daba absolutamente igual; cuando te agarraba de la mano, y no quería soltarte nunca, esas partidas domingueras al pasa palabra, o cuando me hacías ver esas series que tanto te gustaban que yo odiaba.
Y cuando nos sentábamos horas y horas en aquel sofá, en las que yo ya incluso te ignoraba y me ponía a ver la tele y tú enfadado y lo arreglaba todo con un beso. Y la capacidad que tenías para hacerme distraer con un beso, un maldito beso. Al igual que yo lo hacía cuando jugábamos a la consola. Echo de menos cada despedida, pero mas echo de menos cada reencuentro. Cada mensaje a las tantas de la mañana. Echo de menos que luches por mi, y que yo luche por ti. Echo de menos cada uno de nuestros rincones, donde están guardados tantos recuerdos que solo tu y yo sabremos darle valor e interpretarlos cuando vamos a esos sitios. Echo de menos que me susurres " te quiero" que apartes el pelo de la cara, me levantes la cara de la barbilla y que cada vez que hicieras esto acabara en un beso. Echo de menos las discusiones, pero solo por aquellas reconciliaciones. Echo de menos cada final, que volvía a ser principio al paso del tiempo; pero lo que mas echo de menos, es la manera en la que me agarrabas de la cintura para acercarme hacia ti.... Quizás todo esto solo sea temporal, que mañana lo olvide todo, y que ya no eche de menos nada; aunque si nos paramos a pensar, todo es temporal, nada es para siempre y que todo tiene su final. Odio los finales, de echo, cada vez que escucho una canción, no puedo dejarla hasta el final, la paso antes de escuchar la última palabra de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario