Seguidores

martes, 27 de diciembre de 2011

A, de Álvaro.

Estoy harta de que nadie me entienda, harta de me tengan que decir lo que esta bien o lo que esta mal.
Que decidan mi futuro, de quien me enamoro o de quién no puedo hacerlo. Estoy harta de no poder vivir mi vida, de salir y gritar lo mucho que te quiero. Estoy harta de que este siempre gente de por medio, que intenten cambiar lo que siento por ti. Por mucha distancia que haya entre nosotros dos, por mucha gente que se interponga, que me hunda, que machaque, que me haga llorar, lo que siento por ti, va a aumentar con el paso del tiempo, a medida de que vallan pasando los días. Puede que ahora no te pueda abrazar, que es lo que más deseo, pero dentro de nada, podre hacerlo, y a los 18 nos iremos juntos, viviremos juntos, y callaremos todas esas bocas que un día han hablado de nosotros. Toda esa gente que ahora mismo habla de nosotros, no saben lo que siento, y ellos jamás llegarán a sentir lo que yo estoy sintiendo. Qué si, que vale, que puede que te tenga a cien mil kilómetros, que no pueda ver tu cara todas las noches y que no pueda abrazarte cada mañana, que puede que no te regale los besos que tanto te mereces, pero el día que te tenga, no voy a dejar de parar de hacerte todas aquellas cosas con las que soñamos.Que hay gente, que aún viéndose todos los días, por mucho que se quieran ni se miran por los pasillos, ni se abrazan cuando se ven, ni se besan con tantas ganas como si mañana fuera el último día que vivirán juntos; esta claro, que ellos no saben lo que es querer, y que aunque el destino seas jodido, sé que tarde o temprano tu y yo estaremos juntos, no para siempre, sino eternamente. Doy todo por ti, y más de lo que tengo daría. Pongo mi mano en el fuego, en el hielo, en lo que haga falta, si es por ti, y solo por ti. Que no me importa nada ni nadie más. Que te quiero, y qué es la única palabra que tengo para expresarte lo con palabras, aunque tarde o temprano, lo haré con echos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario