Seguidores

viernes, 2 de diciembre de 2011

De un día para otro te das cuenta de que las cosas cambian.Sí, hoy estas contenta, pasas del mundo, estas dispuesta a sonreír a la vida, a coger con fuerza todos los momentos qué están por llegar. Pero, al día siguiente, vuelve esa rutina, te levantas, y ya estás deseando volver a dormirte,porque nada mas levantarte ya sabes que ese día va a ir como el puto culo. Te levantas sin fuerzas, y el día comienza peor, mucho peor de lo que esperabas. Comienzas a echar de menos todo aquello que un día fue, no entiendes porque motivo, si ya ha pasado bastante tiempo desde que sucedió,desde que lo dejasteis. Pero te das cuenta, de que después de  dos meses, le sigues queriendo. Qué han sido 6 meses a su lado increíbles, y que darías marcha atrás todo el tiempo que hiciera falta, para no cometer todos los errores que un día se fueron sumando a la lista, que un día se llenó y lo jodió todo. Y acabas el día peor, echando de menos todos los momentos que visites junto a el. Caminas sin rumbo, con la mirada perdida. Llegas a casa y lo primero que haces es pensar, pensar en todo lo que un día podrías haber cambiado, pero que ahora definitivamente, ya es tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario